Buscador
cerrar

Encuentra tu Franquicia

Quim Serracanta, director general y fundador de Kids&Us

"La franquicia te obliga a ponerte las pilas y eso nos gusta”

La cadena especializada en la enseñanza de inglés para niños dio entrada a Corpfin Capital a finales del año pasado, para impulsar su crecimiento con la franquicia como faro del plan estratégico.

Claudio M. Nóvoa | 06/03/2018
Linkedin Whatsapp

Trescientas setenta y seis academias, una facturación de 75 millones de euros y 116.500 alumnos. Desde la apertura de su primera academia en Manresa, en 2003, la franquicia de enseñanza de inglés para niños Kids&Us ha crecido… y mucho. Tanto que, a finales del año pasado, sus fundadores, el matrimonio formado por Natàlia Perarnau y Quim Serracanta, dieron entrada a Corpfin Capital, que se hizo con una participación mayoritaria en la sociedad. “Somos una empresa familiar que se ha hecho grande”, explica Serracanta. “Vimos la necesidad de profesionalizar la estructura accionarial, con un consejo de administración que garantizase y protegiese la estrategia empresarial de Kids&Us, sus valores y su plan estratégico. Debido a la dimensión del proyecto, cada vez hay que adoptar decisiones más complejas. Y cuando sólo son dos los que deciden, y además son pareja, la situación no deja de ser complicada”. No es éste el único motivo para emprender una etapa donde los fundadores seguirán siendo los referentes, con el compromiso del equipo directivo actual: “Tener un socio al lado nos hará mucho mejores y nos permite avanzar en la construcción de un liderazgo internacional. Al final, necesitábamos más orden, y una mejor y mayor solidez financiera. Contamos con un producto muy bueno, pero ahora, de la mano del nuevo socio, debemos seguir trabajando e invirtiendo para desplegar una metodología mucho mejor y mas efectiva en el plano de la enseñanza y de la calidad, elementos que condensan el ADN del proyecto”.

¿Y por qué Corpfin? “En su momento tuvimos propuestas económicas que nos hubieran permitido capitalizar mejor nuestro esfuerzo, pero la prioridad era encontrar un socio que nos ofreciese las garantías de coliderar el proyecto. Buscábamos a alguien que ya tuviera experiencia en impulsar una empresa pequeña con gran capacidad de crecimiento”.

Damos un giro al relato y nos fijamos en una pareja de japoneses que viene a España a estudiar un MBA, por un periodo de dos años. Durante su estancia llevan a su hijo a una academia de Kids&Us para que aprenda inglés. Se enamoran del proyecto, hasta el punto de proponer a sus fundadores llevarlo a Japón. ¿Cómo termina la historia? Quim Serracanta [en la foto con su mujer, Natàlia Perarnau, quien fue la impulsora de la metodología Kids&Us en el centro originario de la cadena en Manresa], desvela el final. “Serán nuestros franquiciados maestros en el país. Ya están allí, porque estamos en la fase de pruebas, con la idea de poner en marcha, en abril, la primera unidad en Tokio. Éste es un proyecto que veníamos fraguando antes de la entrada de Corpfin, que ha respetado el acuerdo alcanzando y nos apoya en esta iniciativa”.

EMPRENDEDORES: Uno de los objetivos es consolidar los mercados internacionales en los que están presentes

QUIM SERRRACANTA: Contamos con 17 centros en Italia, 12 en Francia, 12 en Bélgica, 3 en República Checa, 10 en México, 1 en Marruecos y 2 en Andorra. A partir de aquí, tenemos un gran recorrido en el mercado italiano, más grande que el español y con una necesidad enorme de aprendizaje del nuevo idioma. En Francia la gente está interiorizando que la enseñanza del inglés es prioritaria, aunque es probable que el desarrollo sea
más lento que en Italia. En México la marca aún no es muy conocida, pero el potencial es enorme. La red en Bélgica ya está muy consolidada, mientras que, en República Checa y Marruecos aún somos muy pequeños, con
mucho trabajo de consolidación por delante.

EMP.: Otra línea estratégica pasa por entrar en otros mercados internacionales

Q.S.: Así es, pero no es nuestra principal prioridad ahora. Aquellos países con mayor potencial para entrar son Rusia, Turquía, Polonia y, probablemente, China. Pero vamos a ser cautos. Necesitamos encontrar a un partner muy bueno, en línea con el perfil de los socios que van a llevar el negocio a Japón, que nos dan fiabilidad en el plano económico, desde el punto de vista de la formación, al ser expertos en el tema de desarrollo de negocio, y con capacidad de liderazgo.

EMP.: ¿Qué adaptaciones van a tener que realizar en el mercado nipón?

Q.S.: Es probable que tengamos que realizar alguna modificación en la metodología. La consecuencia es que las clases puede que duren un poco más y tengan una distribución un poco distinta, empleando algún tipo de técnica o estrategia adicional para mejorar la calidad de la enseñanza, ya que los alumnos se han de adaptar a otro tipo de sonidos.

EMP.: ¿Y cuál es el plan de expansión en España?

Q.S.: Ahora tenemos 319 academias franquiciadas, el 12% de las cuales las gestionamos en copropiedad con el emprendedor. En 2018 vamos a poner en marcha unas 50 nuevas escuelas y esperamos alcanzar las 500 academias en un plazo de tres años.

EMP.: ¿La franquicia seguirá jugando un papel capital en el crecimiento de la enseña?

Q.S.: Sin duda. Nuestra apuesta es la franquicia, un modelo que nos gusta mucho. Una de las razones es que esta fórmula nos permite dedicar la mayor parte del tiempo a pensar y trabajar en cómo hacer mejor las cosas. Nos sentimos muy cómodos con la franquicia, porque hace que nos pongamos las pilas.

Tener un franquiciado te obliga a estar muy atento al mercado, al propio asociado, a tu cliente final… Y esto nos gusta, ya que nos obliga a no dormirnos en los laureles. Los integrantes de la red nos exigen mucho y eso está muy bien, ya que es por lo que paga. Al final, el asociado nos pone la presión para seguir siendo muy buenos, para seguir invirtiendo, para seguir dándole respuestas…

EMP.: ¿Por qué ha triunfado su método?

Q.S.: Lo fundamental es la pasión por desarrollar una metodología muy pensada y trabajada para hacer que los niños no sólo aprendan mucho, sino que también se lo pasen muy bien, en un entorno cuidado, amable y
cálido. Un método donde, a partir de un año, empezamos a replicar el modo natural en el que aprendemos nuestro idioma materno.

EMP.: Cómo se controlan los estándares de calidad en una red tan amplia.

Q.S.: Ésta es una parte fundamental e intentamos dejar el mínimo margen a la improvisación. La calidad, al final, es el eje de nuestro proyecto, en el sentido de que hemos desarrollado una metodología donde su correcta aplicación es fundamental. A partir de aquí, contemplamos diferentes mecanismos para alcanzar este objetivo, como las auditorías externas e internas a los profesores (más de 2.500 docentes) y una auditoría trimestral como mínimo, que consiste en grabar una clase y que un equipo de expertos -profesores cualificados- la evalúen. En paralelo, realizamos cada trimestre un test para asegurarnos que los niños están aprendiendo lo que tienen que aprender, a lo que sumamos la Kids College, nuestra academia, donde los profesionales tienen a su alcance una serie de formaciones diseñadas para mejorar la aplicación y el desempeño de su trabajo. También contamos con un equipo de coordinación interna, que visita cada uno de nuestros centros, con el objetivo de analizar 40 parámetros de negocio.

Franquicias relacionadas
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.



Ver más articulos