Buscador
cerrar

Encuentra tu Franquicia

ENTREVISTA

“Queremos acabar con la frustración de los españoles con los idiomas”

La metodología propia de enseñanza de idiomas desarrollada por la franquicia The Green Monkey se extiende a 18 centros y aspiran a superar los 40 en 2017.

Ana Delgado | 20/01/2017
Linkedin Whatsapp
Javier Marín

Basado en la calidad y en una metodología propia contrastada, la franquicia The Green Monkey nació en España en el año 2010, bajo el paraguas de la consultoría de idiomas Baxter Business Services S.L. y con el propósito firme de acabar con la frustración que los españoles sentimos en cuanto al aprendizaje efectivo de un segundo idioma. Desde entonces, miles de alumnos han pasado por sus aulas. Cuentan con 18 centros, 3 de ellos propios, y esperan superar este año la cifra de 40, siguiendo con la fórmula de las franquicias que instauraron en 2012, después de tener contrastado el modelo de negocio. Hablamos con Javier Marín Fernández-Díez, gerente director de Expansión en The Green Monkey.

EMPRENDEDORES: ¿Qué les hace pensar que The Green Monkey acabará con esa frustración de los españoles de aprender un segundo idioma?

JAVIER MARIN: Saber que tenemos un producto idiomático de alta calidad, gracias a una metodología propia de 360 grados, donde trabajamos sobre las 5 habilidades de la lengua que son leer, hablar, escuchar, escribir y gramática. Una metodología contrastada no sólo por nosotros, sino también, y esto es lo que importa, por nuestros alumnos. El 100% de los alumnos que ha estudiado en The Green Monkey consigue superar luego los exámenes de los organismos oficiales. Por algo nuestro eslogan es real learning (aprendizaje real).

EMP.: ¿Qué hace diferente su método?

J.M.: La personalización de la enseñanza es una de nuestras claves de identidad. Estructuramos las aulas –nunca con más de 7 alumnos- según rangos de niveles y edad y, conforme a ellos, graduamos los programas docentes. Parece claro que a un niño pequeño no le tienes que hablar de gramática sino introducirle en el aprendizaje a través de actividades divertidas. Al frente de cada aula se encuentra un profesor nativo e instruido en nuestra metodología. Trabajamos con editoriales líderes y diseñamos las aulas para animar la interacción. Entre todos los centros, contamos con una red de, aproximadamente, 400 profesores, todos ellos cualificados y después de hacer una rigurosa criba de entre los miles de currículos que recibimos al año.

EMP.: ¿Cómo convencen a sus franquiciados para adentrarse en un sector tan maduro?

J.M.: Es cierto que hay mucha competencia pero también es verdad que los españoles seguimos teniendo un nivel bajo de idiomas. Algo falla y esa brecha hay que superarla porque, en un mundo global, cada vez es más necesario hablar una segunda o tercera lengua. Sigue siendo un sector con mucho potencial y una demanda cada vez mayor, pero las cosas hay que hacerlas bien, con la metodología correcta. Tenemos que concienciarnos del impacto positivo que supone en la persona hablar otro idioma, tanto a escala laboral como personal. Es algo que te abre puertas. Otro factor importante a considerar es la estabilidad del sector dado que el aprendizaje completo de un idioma requiere varios años.

EMP.: ¿Cuál es la media de alumnos de cada centro?

J.M.: Conforme se van asentando, ganan clientes. El primer año reciben entre 90-100 alumnos, el segundo entre 160-180 y el tercer año tienen ya de 250 alumnos para arriba. El retorno de la inversión es brutal.

EMP.: ¿Han sufrido algún cierre?

J.M.: Por ahora no. Claro que hay centros que van mejor que otros, pero suele ser un tema de gestión. Pero la mayoría van muy bien, de hecho ahora estamos en negociaciones con un emprendedor que se está planteando abrir simultáneamente dos centros.

EMP.: ¿Cuál es la cadena de valor?

J.M.: Esto lo tenemos muy claro: primero están los clientes, segundo los franquiciados y terceros, nosotros. Si queremos convertirnos en un referente del sector tenemos que ir todos juntos, crear sinergias. Nuestro éxito depende también del de los franquiciados. Para eso, hemos diseñado una plataforma de gestión integral a medida y hemos creado un potente departamento de Recursos Humanos que aplica su protocolo a toda la cadena. Además, estamos siempre creando productos nuevos para diversificar la oferta. Además de los 7 niveles de enseñanza, que van desde los bebés hasta los profesionales, se ofrecen cursos en el extranjero, campamentos, estancias escolares y mucho más. Con toda esta infraestructura, las principales habilidades que buscamos en los franquiciados son la comercial y la de gestión, no hace falta tener conocimientos académicos. Nos vale también el perfil de un inversor. En cuanto a idiomas, los enseñamos todos, incluidos los oficiales de España.

EMP.: ¿Qué planes tienen para este año?

J.M.: Seguir creciendo, como hemos venido haciendo todos estos años, de manera sostenible. Ahora existen 18 centros, entre propios y franquiciados, pero este año queremos alcanzar los 40 o 50 en toda España. El objetivo es llevar nuestro modelo de aprendizaje de idiomas a cada barrio, así que todavía nos queda recorrido. 

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.